DESCUBRE LOS BENEFICIOS Y TRUCOS DE ENTRENAR EN INVIERNO AL AIRE LIBRE

En este momento estás viendo DESCUBRE LOS BENEFICIOS Y TRUCOS DE ENTRENAR EN INVIERNO AL AIRE LIBRE
Tiempo de Lectura: 4 minutos

El invierno es esa época en la que más pereza da salir a la calle, sea para lo que sea, pero si encima es para salir a hacer deporte… 

¡La cosa empeora más aún! 😅

Tenemos la creencia de que el buen tiempo, el calorcito, es lo mejor cuando se trata de hacer deporte en el exterior y nos quedamos en casa pensando además que así nos ahorraremos un buen resfriado. Sin embargo, nada más lejos de la realidad…

Correr, hacer marcha deportiva, montar en bici,… Hacer los entrenamientos en el exterior cuando la temperatura es baja, puede tener más beneficios de los que crees, y entre ellos, uno que seguro que sea el que más te guste: ¡Se queman más calorías que cuando entrenas al aire libre en verano!

Beneficios de entrenar a bajas temperaturas

Se debe mirar y aceptar al frío como un aliado y no como ese enemigo público del invierno, pues gracias a él se obtienen los siguientes beneficios:

  • Mejora la autoestima y fortaleza mental💗. Pues en vez de quedarte en casa “tan agustito”, al haber decidido vencer esa pereza y esa excusa que te estabas poniendo para no salir a la calle, has sido capaz de salir a entrenar contra viento y marea. 

Esto te hará más fuerte mentalmente y te verás a ti misma como una persona capaz de afrontar las trabas que muchas personas se ponen.

  • Sistema inmunológico más fuerte 💪. Salir a entrenar a la calle en invierno te protege contra los resfriados. 

Sí, sí, has leído bien. Aunque resulte contradictorio, numerosos estudios médicos han demostrado que salir con frío nos protege, porque activa nuestras defensas

Si siempre estás en casa, cuando tengas que salir a la calle, tu cuerpo no va a ser capaz de reaccionar correctamente al frío, ya que se ha pasado demasiado tiempo en una zona de confort. Sólo cuando éste se expone es cuando se ve en la necesidad de reaccionar frente al frío y crear defensas.

  • Mejor adaptación durante el entrenamiento 🔄. Nuestro cuerpo se acaba adaptando mejor al frío a la hora de hacer deporte al aire libre, que al calor. 

La razón es muy obvia. El frío se combate abrigándote más y mejor y basta con moverse para que tu cuerpo entre en calor. Sin embargo, con el calor, por muchas capas que te quites, seguirás pasando calor y al igual que pasa con el frío, al estar en movimiento tu cuerpo además aumentará aún más su temperatura.

  • Mayor quema de grasas 💥. Aquí es donde queríamos llegar y hacer esa relación que tiene el hecho de entrenar al aire libre a bajas temperaturas con la quema de grasas.

Cuando entrenamos con frío, somos capaces de quemar más calorías y por tanto, más grasas, que cuando entrenamos en verano gracias al fenómeno llamado: TERMOGÉNESIS. ¿En qué consiste este fenómeno?

Cuando entrenas expuesta a temperaturas muy bajas, el cuerpo necesita producir más energía para generar y entrar en calor, por lo que al necesitar más energía estará consumiendo más calorías. Algo que no ocurre en verano, ya que no lucha contra ningún fenómeno que le suponga tener que trabajar de más.

Cómo equiparte a la hora de entrenar

Cuando se entrena con frío es muy importante equiparse correctamente para evitar lastimar la garganta y coger frío. 

Entrenar con frío ya has visto que evita coger resfriados porque aumenta tu inmunidad, pero si te mojas, no te cubres las zonas más sensibles al frío o si permaneces más tiempo del debido parada y sudando, sí que puedes resfriarte.

Vestimenta

  • Ropa técnica

Usa ropa específica para hacer deporte en la medida de lo posible, ya que es ropa preparada tanto para expulsar el sudor hacia el exterior y no quedarte empapada por dentro, como ocurre con el algodón de toda la vida, como con zonas más resistentes al aire y térmicas donde más te da el aire.

  • Regla de las 3 capas

Básicamente consiste en ser como una cebolla.

  • 1ª capa: capa interior. Camiseta manga corta o larga térmica fina. Si es adherida al cuerpo, mejor. 
  • 2ª capa: capa intermedia. Esta capa debe ser más gruesa que la anterior y térmica también, que proporcione más calor nada más ponerla y puede ir más suelta. Se puede evitar la capa anterior y directamente ponerse esta. 
  • 3ª capa: capa exterior. Esta capa dependerá de las condiciones meteorológicas, pero por regla general debería ser repelente al agua y al viento. 

Cuando estás mojada y te llegan corrientes de aire, si no llevas este tipo de capas, te puede dar frío.

  • Cubrir extremidades

Las zonas por las que más se pierde el calor del cuerpo son las manos, la cabeza y los pies

Por ello, intenta cubrirte dichas zonas con guantes, gorros, cintas térmicas y calzados apropiados que lleven algún tipo de repelente al agua. 

Tips durante el entrenamiento 💡

  • Aumentar el tiempo de calentamiento. Siempre que puedas, intenta calentar más y ve de menos a más. Si puedes hacer el calentamiento en interior, mejor. Si sales a correr o andar, usa los 5-10 primeros minutos como calentamiento.
  • Reducir los tiempos de descanso. En caso de que salgas a hacer unas cuestas, escaleras, cambios de ritmo, etc., procura que los tiempos de descanso o reposo sean mínimos.
  • Estirar siempre en casa. Deja los estiramientos finales, aunque sean de pie, para hacerlos en casa.

“En los días buenos, entrena. En los días malos, entrena más duro” 💫

Deja una respuesta