UNA FORMA DE LIMPIAR Y REGENERAR TU CUERPO POR DENTRO

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Nutrición
En este momento estás viendo UNA FORMA DE LIMPIAR Y REGENERAR TU CUERPO POR DENTRO
Tiempo de Lectura: 3 minutos

A menudo se realizan estrategias nutricionales para compensar los excesos tras una comida copiosa, las cuales dicen justificarse por salud, pero en realidad lo que están provocando es un desequilibrio hormonal y estresando al cuerpo.

Cuando hablamos de estas estrategias nos estamos refiriendo en concreto al famoso “ayuno intermitente”. Se lleva a cabo la práctica de éste, pero… ¿Sabemos qué es realmente? 😕

El ayuno intermitente es un método dietético que consiste en hacer descansos en la ingesta de alimentos durante unas horas al día, es decir, estar sin consumir alimentos calóricos ni hacer la digestión. 

Este tipo de estrategias se recomiendan para la mejora en general todo tipo de enfermedades digestivas, como gastritis agudas y crónicas, síndrome de intestino irritable, sensibilidades e intolerancias alimentarias, etc., ya que el ayuno proporciona un mayor descanso para el aparato digestivo. 

Pues bien, al punto al que queremos llegar nosotros es que es junto al ayuno precisamente cuando ocurre la llamada autofagia.

¿Qué es la autofagia y para qué sirve?

La autofagia hace referencia a la idea de «comerse a uno mismo», o lo que es lo mismo: el mecanismo por el cual las células de nuestro cuerpo se degradan y reciclan 🔁 sus propios componentes.

Debido a esta degradación y reciclaje, la autofagia permite por tanto a las células luchar contra situaciones adversas y deshacerse de todo lo que se ha dañado o que ya no les sirve, como de proteínas, estructuras dañadas, toxinas, etc., así como mantener el control de infecciones y la protección frente a una inflamación excesiva.

La cuestión es que durante este proceso no se tira, como haríamos nosotros, “la basura a la calle”, sino que son estas células las que se acaban comiendo estos desechos. 

Gracias a este “auto-canibalismo”, el organismo se libra de las proteínas viejas e inservibles, e impide que se vayan acumulando y dando origen a patologías como el cáncer o el alzhéimer. 

¿Cómo se activa este proceso?

Si hablamos del aspecto nutricional 🍏, tal y como hemos dicho anteriormente, la autofagia viene acompañada del ayuno intermitente, proceso en el cual se fuerza al cuerpo a consumir distintos componentes para poder alimentar a las células. Por tanto, esta sería una forma de activarla. 

Sin embargo, nosotros queremos recalcar que no es necesario pasar demasiado tiempo sin comer para poder activar este mecanismo, sino que los estudios sugieren que para potenciar el efecto beneficioso de la autofagia, bastaría con alargar un poco más de lo normal el tiempo que transcurre entre la cena y el desayuno.

Pero si hablamos más del aspecto físico 🏃, el ejercicio de alta intensidad 💣, como los entrenamientos HIIT o los tabatas, son otra forma sencilla y eficaz de activar la autofagia. 

No obstante, a pesar de los beneficios de la autofagia, dejemos claro que este no debe de usarse como un mecanismo para compensar los excesos calóricos que hayamos podido tener, pues tampoco es el “remedio milagroso” que estamos buscando para sentirnos mejor. Simplemente es un método recomendado, junto al ayuno intermitente, para la mejora de varios tipos de enfermedades digestivas, ya que el ayuno proporcionará un mayor descanso y alivio para el aparato digestivo. 

Por tanto, si este es tu caso y lo que estás buscando es una “dieta depurativa”, has de saber que la mejor opción para desintoxicarse es que retomes, lo antes posible, los buenos hábitos de alimentación y entrenamiento que llevabas realizando desde hace un tiempo. 

Si quieres hacer frente a un exceso calórico, la opción más saludable, duradera y recomendable es llevar una dieta sana sin castigos ni ayunos compensatorios.

Recomendaciones saludables para “desintoxicarse”:

  • Realiza de 3 a 5 comidas al día, en las que se incluyan frutas y verduras, hidratos de carbonos integrales, evitando ultraprocesados llenos de harinas blancas, azúcares y aceites proinflamatorios.
  • Mantén siempre un nivel óptimo de hidratación.
  • Respeta los descansos.
  • Evita picos de estrés.
  • Realiza actividad física progresiva para volver a la rutina normal. 
  • Ayúdate de complementos alimenticios antiinflamatorios como la cúrcuma, el jengibre, la canela, el cardo mariano y el diente de león, los cuales pueden introducirse en forma de suplemento o de infusiones.  

Encauza tu alimentación y tu ejercicio de la forma más equilibrada y sencilla posible, comenzando por el Reto 7 días Piernas y Glúteos, en el que verás cambios, no solo en el peso corporal, sino también en la retención de líquidos, inflamación, volúmen corporal, y es que nada es mejor que un tratamiento depurativo mediante una alimentación limpia, equilibrada y completa. 

“Haz ejercicio, come bien y sé paciente. Tu cuerpo sabrá recompensarte”  💞

Deja una respuesta