¿SABES DISTINGUIR SI UN PRODUCTO ES DE CALIDAD POR SU ETIQUETADO?

En este momento estás viendo ¿SABES DISTINGUIR SI UN PRODUCTO ES DE CALIDAD POR SU ETIQUETADO?
Tiempo de Lectura: 3 minutos

El etiquetado de los productos alimenticios es un mundo complejo que abarca muchos aspectos, entre ellos, un gran abanico de reglamentos y aspectos legislativos, que aseguran que, en la mayoría de los casos, si compras dentro de la Unión Europea, estarás protegida en cuanto a fraudes y seguridad alimentaria

¡Pero cuidado! Pues esto no significa que no existan prácticas publicitarias engañosas, perfectamente legales, por lo que deberás estar preparada para “cazar” los mejores alimentos 💯

Hoy en día con el ritmo de vida que llevamos, nos vemos obligadas en muchas ocasiones a correr hasta en el momento de hacer la compra, y esto puede llevar a escoger alimentos que a priori crees que son saludables, pero que, si te fijas en su etiquetado, podrían ser menos saludables de lo que piensas ❌, siendo incluso perjudiciales

Además, en muchas ocasiones la información es compleja y difícil de entender 😵, por lo que es normal “sentirse perdida” a la hora de escoger el producto.

¿Te ha pasado esto alguna vez? 😓

¡Tranquila! Por suerte, te hemos traído las claves sobre el etiquetado de los alimentos, para que te asegures en tu próxima compra de escoger alimentos de calidad.

CLAVES PARA HACER LA COMPRA

➞ A la compra se va con TIEMPO y SIN HAMBRE 

Párate cuantas veces sea necesario en mitad del lineal para leer la etiqueta del producto, pues esto evitará que elijas mal.

➞ ¿En qué debes fijarte principalmente? 

  • Listado de ingredientes: El primero es el que más cantidad contiene, es decir, aparecen en orden de cantidad

Así que debes tener cuidado si, por ejemplo, si en un alimento se pone “hecho con aceite de oliva” y sin embargo éste aparece el último en el listado de ingredientes, por detrás incluso de otros aceites vegetales, porque entonces la cantidad de aceite de oliva será mínima.

  • Información nutricional: Será obligatorio incluir por cada 100 gr o ml: kcal, HC, de los cuáles azúcares, grasas, de las cuales saturadas, proteínas y sal. 

A veces nos fijamos únicamente en el número de kilocalorías y esto no debería de ser así, pues un alimento muy calórico no siempre implica que sea menos saludable, como ocurre por ejemplo con los frutos secos. Se debe mirar por tanto el resto de información

Debe tenerse en cuenta la ración recomendada, aunque no siempre vamos a consumir ésta en todos los alimentos.

  • Sistema Nutri Score: Se trata de un sistema de información implantado en España que indica la calidad del alimento, a modo de semáforo. 

Diferencia dicha calidad clasificando al alimento en uno de los 5 grupos que contiene de la A a la E (todos ellos clasificados por colores). Esta valoración se hace siempre por 100 gramos o mililitros y tiene en cuenta dos aspectos: 

    • Presencia de componentes o ingredientes que se consideran nutricionalmente positivos: contenido en frutas, frutos secos y verduras, fibras, proteínas y aceite de oliva, colza o nuez. 
    • Aspectos negativos de los alimentos: exceso de calorías, grasas saturadas, azúcares y sal.
  • “Claims”o declaraciones nutricionales: Cuidado con estas declaraciones que hacen de los productos, que normalmente vendrá indicada en grande o de alguna forma que pueda leerse claramente.

Nos referimos a palabras o descripciones como:

    • La palabra «light«. Ojo a ésta, pues este indicativo no tiene por qué indicar que el alimento sea saludable, simplemente que se trata de una versión menos calórica que el alimento original. Así que… ¡No te dejes engañar!
    • Sin azúcares añadidos. Esto no significa que el alimento no tendrá azúcares, sino que no se han añadido más a los que ya tiene naturalmente presentes. Además, esto en muchas ocasiones solo significa que puede que lleve otros endulzantes como jarabe de maíz o fructosa.
    • Tándem grasa – azúcar. A veces juegan mucho con estos 2 ingredientes y se debe de tener cuidado, pues en ocasiones, los alimentos con menor cantidad de azúcares (“bajo en azúcares”) respecto del original, tienen mayor cantidad de grasa; y de forma proporcional, lo mismo ocurre al contrario.
    • Grasas. Deben tenerse en cuenta el tipo de grasas que aparecen en el etiquetado: grasas trans, grasas saturadas, monoinsaturadas y grasas poliinsaturadas. Dando prioridad al consumo de las mono y poliinsaturadas y evitando todo lo posible las saturadas.

Es obligatorio que pongan en las etiquetas las grasas totales y de las cuales saturadas.

  • Alérgenos. Si tienes algún tipo de alergia, has de saber que estos deben aparecer en letra negrita en el etiquetado. ¡Pero cuidado! porque solo aparecen los 14 alérgenos reconocidos por la ley, por lo que pueden haber otros ingredientes que produzcan alergias o intolerancias.

A partir de ahora, si sigues estas claves cuando vayas a hacer la compra, verás que todo será “coser y cantar” ✂ 🎶.

En Fitmylegs te damos las recetas y ahora con esta información, también te damos los trucos para que te conviertas en una auténtica “caza alimentos” saludables. 

¿Te atreves a comenzar esta aventura con nosotros? 🙌

“Solo el pensamiento crítico conduce al éxito en tus objetivos” 💞

Deja una respuesta