BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA FRENTE AL CÁNCER DE MAMA

En este momento estás viendo BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA FRENTE AL CÁNCER DE MAMA
Tiempo de Lectura: 4 minutos

Hasta hace un tiempo se pensaba que las personas con cáncer no debían realizar ningún tipo de actividad física, siendo la única forma de mantenerse activa salir a caminar… 

Por suerte, los avances en el campo de la medicina y del deporte han mejorado y avanzado mucho, y a día de hoy diversos estudios sugieren de hecho, que las personas que realizan actividad física de manera regular parecen tener un menor riesgo de padecer cáncer 🙌

La actividad física puede ayudar frente a la prevención 🔎 de la enfermedad, evita recaídas y produce beneficios durante la evolución de la enfermedad y frente a la toxicidad 💀 producida por los tratamientos.

Beneficios de la actividad física contra el Cáncer de Mama

El Cáncer de Mama es el tumor más diagnosticado en mujeres, que a día de hoy lo llegan a padecer 1 de cada 8 mujeres a lo largo de su vida. 

Por ello, es muy importante concienciar a todas las mujeres del mundo, que el deporte les puede ayudar a evitar esta enfermedad, o al menos, a llevarla mejor y conseguir salir de ella más fuertes 💪

La actividad física aporta beneficios como:

  • Ayuda a preservar, restaurar y mejorar la movilidad del hombro y del brazo
  • Fortalecer el sistema inmunitario y el corazón
  • Mejorar la capacidad aeróbica
  • Disminuir e incluso eliminar en algunos casos la fatiga crónica producida tras los tratamientos
  • Contribuir a alcanzar y mantener un peso saludable
  • Disminuir el % de masa grasa (uno de los indicadores de riesgo de recaída en el cáncer de mama)
  • Mejorar el estado anímico
  • Reducir, e incluso evitar, los efectos adversos de los tratamientos

Por tanto, el ejercicio físico podríamos decir que contribuye a mejorar la calidad de vida y aumentar la supervivencia de las pacientes que lo sufren.

Tipo de entrenamiento recomendado 💯

En general, las mujeres con cáncer de mama pueden y de hecho, deben, hacer tanto actividad aeróbica, como de fuerza. Ésta deberá ser autorizada previamente y bajo la prescripción del médico.

Se debe comenzar lentamente, aumentando el nivel poco a poco. 

Lo ideal es combinar las siguientes actividades: 

  • Sesiones aeróbicas como bicicleta, correr o caminar. Al principio se desaconseja la natación (debido a la falta de movilidad del hombro), así como sesiones de alta intensidad tipo HIIT.
  • Sesiones de fortalecimiento o fuerza, como ejercicios con bandas elásticas, con el propio peso corporal, e incluso, ejercicios con cargas externas ligeras. Aunque estos últimos deberán ser pautados por un profesional del deporte especializado en oncología.
  • Actividades que mejoren el equilibrio y el control postural como el yoga y el pilates.

Ejercicios para mejorar la movilidad del brazo y del hombro

Independientemente del tipo de cirugía al que se someta, es necesario hacer ejercicios después de la operación, ya que estos ayudarán a recuperar la movilidad del brazo y del hombro que se pierde en esta zona.

1. Ejercicio con uso de vara:

Ayuda a aumentar su capacidad para mover los hombros hacia adelante.

2. Codos simulando alas:

Ayuda a aumentar el movimiento en la parte frontal del tórax y del hombro.

3. Presión sobre el omóplato:

Ayuda a aumentar el movimiento de su omóplato y mejora la postura.

Hay que oprimir y tratar de unir los omóplatos, moviendo los codos hacia atrás y en dirección a la columna vertebral.

4. Flexión lateral:

Ayuda a aumentar el movimiento del torso y del cuerpo.

5. Estiramiento del hombro:

Ayuda a aumentar la movilidad del hombro.

Coloca las manos en la pared y utiliza los dedos para “subir la pared”, tratando de subir lo más que puedas hasta sentir el estiramiento.

Señales que indican el cese del entrenamiento ❌
Proceder al cese de la actividad y consultar con el médico si aparece:

  • Debilitamiento, pérdida del equilibrio o caída
  • Dolor que empeora con el ejercicio
  • Pesadez, dolor, tensión u otra sensación extraña NUEVA en el brazo
  • Hinchazón inusual o que empeora
  • Dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, entumecimiento NUEVO u hormigueo en los brazos o en el pecho

Como ves, las evidencias sugieren que el ejercicio, en casos seleccionados, es tan efectivo como el tratamiento médico y, en situaciones especiales, puede ser incluso más efectivo y/o añadir un plus al tratamiento médico.

En Fitmylegs somos conscientes de todos los beneficios que aporta la actividad física en la mujer. Por ello, nuestro Método combina actividades aeróbica con actividades de fuerza.
Si quieres más información sobre nuestro Método, escríbenos un WhatsApp aquí abajo ⏬

“Que la belleza sea consecuencia de tu salud” 💞

Deja una respuesta