3 BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO AL AIRE LIBRE EN INVIERNO

3 BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO AL AIRE LIBRE EN INVIERNO
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Cuando llega el invierno es muy común el aumento general de peso en la mayoría de las personas.

Según la ciencia, se trata de medio kilo escaso de más. Sin embargo, encontramos aumentos de más de 2kg.

Bien, pues este aumento se debe a dos factores fundamentalmente:

  • Por un lado, la biología. Existen numerosos estudios que muestran que los seres humanos tenemos la capacidad de aumentar de peso y acumular más grasa, para protegernos del frío y de la escasez de alimentos que tenían nuestros antepasados durante estas épocas del año.

Sin embargo, ya no vivimos en esa época, sino que ahora tenemos muchísimos alimentos y no podemos resguardarnos en esa excusa de que hay que guardar grasa para lo que pueda venir…

  • Por otro lado, al estilo de vida que llevamos. Normalmente nos volvemos más perezosas a la hora de movernos, hacemos una vida más sedentaria, pasamos más horas en casa y por lo general demasiado tiempo sentadas o tumbadas.

Toda esta vida mucho más casera, se debe a las pocas horas de exposición solar que tenemos y a las bajas temperaturas.

Es entonces cuando nos escudamos en las bajas temperaturas como razón por la cual no salimos tanto e incluso nos llegamos a plantear las siguientes preguntas:

¿Realizar actividad física al aire libre es bueno? ¿O es perjudicial porque puede que rinda menos y tenga más predisposición a coger frío?

La respuesta ante estas dudas es muy clara, SÍ, realizar actividad física al aire libre es bueno e incluso muy recomendable.

Existen 3 razones fundamentales por las que es bueno y deberías de animarte a salir fuera a hacer algún tipo de actividad física:

1. El frío refuerza tu sistema inmunológico 💪

Al hacer actividad física al aire libre, para luchar frente al frío tu cuerpo actuará con un sistema de autodefensa.

Te vamos a poner un ejemplo muy claro:

Cuando los niños son muy pequeños y les llevamos a la guardería, suelen acabar enfermando todos, ya que los virus se los pasan los unos a los otros continuamente.

Sin embargo, el hecho de que ellos estén en este ambiente todos los días, acaba por reforzar su sistema inmunológico, ya que este aprende a luchar contra los virus.

Por el contrario, el niño que permanece siempre en casa, está tan hecho a un clima “bueno”, totalmente limpio, sin ningún tipo de ataque, que su sistema al no encontrarse nunca en peligro, no sabe actuar frente a los virus, por lo que cuando este niño salga al exterior, será mucho más propenso a incubar cualquier virus que haya en el ambiente.

2. El frío aumenta la quema de calorías al activar el tejido adiposo marrón 🔥

El cuerpo está compuesto por 2 tipos de grasas:

– El tejido adiposo blanco inactivo. Este tipo de grasa nos aisla del frío, pero no nos genera calor. La mayor parte de la grasa de nuestro cuerpo se almacena como este tejido.

– El tejido adiposo marrón o “grasa parda”. Este tipo de grasa, al contrario que la anterior, se activa cuando nos encontramos con temperaturas muy bajas, generándonos el calor necesario para poder funcionar con normalidad.

Esta generación de calor que produce este tipo de tejido, junto con la acción de tiritar, representa casi un 12% del gasto energético en reposo.

Actualmente, pasamos entorno a un 85-90% de nuestro tiempo en sitios cerrados, donde la temperatura es cálida por lo general. Por esta razón, se cree que el aumento de la obesidad se debe a este tipo de vida tan sedentaria y en lugares con temperaturas tan reguladas.

Por tanto, hacer actividad física al aire libre a bajas temperaturas, hará que quemes más calorías ya que tu tejido adiposo marrón se activará para generarte calor.

3. La actividad física al aire libre combate la depresión estacional 🌓

La depresión estacional suele afectar en torno a un 6-14% de la población, especialmente en zonas donde existen largas temporadas con una baja exposición de luz solar 🌞. Esto hace que además de provocar cambios de humor y pérdida de energía en general, se produzca un aumento de peso, que a su vez influirá en los otros factores…

Vamos, que esto es ¡la “pescadilla que se muerde la cola”!

Por ello, varios estudios científicos revelan que realizar actividad física al aire libre ayudará a combatir esta depresión, ya que la causa principal de este trastorno de humor suele ser la poca exposición a la luz solar.

Además, realizar actividad física en general, alivia los síntomas de la depresión estacional, ya que se produce la liberación química de la serotonina, una de las hormonas de la felicidad 😊.

Y ahora que ya sabes todo esto…

¿A qué estás esperando para abrigarte y salir ahí fuera?

Da igual que solo sea para pasear, la cuestión es salir más veces al exterior y dejar que tu cuerpo entre en reacción frente a temperaturas menos agradables, que harán que salgas de tu “zona de confort” y que se activen esos mecanismos de autodefensa.

Quédate con esta frase Amazona:

“Los cuerpos de verano se preparan en INVIERNO” ⛄

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Estela Sánchez San Jeronimo

    Hola María,
    Así es, yo aunque haga frío todos los días salgo a caminar muy rápido a veces me toca correr a tramos.Eso lo hago normalme luego de comer, es decir si como a la 13:00 salgo a las 15:00h.
    Antes por la mañana ya he realizado tus ejercicios antes del desayino. Cuando me llegue mi plan nutricional y los suplementos entonces ya, estaré a tope para que mi cuerpo empiece….
    Mucha gracias por todo.
    Que pases un buen día!!
    Un abrazo.
    Estela.

    1. Fitmylegs

      Organización ante todo, enhorabuena por esa nueva planificación y esa nueva meta que vas a conseguir con seguridad.

      Un abrazo energético.

  2. Verónica

    Buenos días me encantaría hacer todo esto pero el día 19 de enero me caí en el hielo mientras trabajaba y me roto el peroné no podría hacer deporte en una larga temporada.

    1. Fitmylegs

      Mejoráte pronto Amazona!

Deja una respuesta