CÓMO EL ENTRENAMIENTO PUEDE PREVENIR ENFERMEDADES ASOCIADAS A LA EDAD ADULTA

En este momento estás viendo CÓMO EL ENTRENAMIENTO PUEDE PREVENIR ENFERMEDADES ASOCIADAS A LA EDAD ADULTA
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Envejecer es inevitable y ojalá existiera una píldora anti envejecimiento 💊, pero lamentablemente, no la hay 😅. Sin embargo, a través de una buena dieta 🍎 y de entrenamiento 🏋️ sí es posible combatirlo y podrás preparar al cuerpo para esta etapa de la vida, en la que además de retrasar y disminuir muchos de los efectos asociados a la vejez, ganarás años de vida de CALIDAD.

Lo mejor para evitar que el paso de los años haga demasiada mella y se pueda llegar con un cuerpo lo más funcional posible a la edad adulta, es cuidar mucho el estilo de vida y los hábitos adquiridos en edades más tempranas.

¿EN QUÉ CONSISTE EL ENVEJECIMIENTO?

Se trata de un proceso multidimensional en el que se van desarrollando cambios estructurales y funcionales que van apareciendo con los años y no son asociados a enfermedades concretas. Es un proceso intrínseco e irreversible del que no tenemos, a día de hoy, ninguna solución que lo evite.

Factores de riesgo y enfermedades más comunes durante el envejecimiento: 

  • Factores de riesgo ❌: Aumento de peso, sedentarismo, HTA (hipertensión arterial), menopausia, consumo bebidas alcohólicas y tabaquismo.
  • Enfermedades más comunes en la mujer ♀️: Sarcopenia, arteriosclerosis, dislipemia, osteoporosis, obesidad y diabetes mellitus tipo II.

Todos estos factores de riesgo y enfermedades suelen ser desencadenantes unos de otros, por lo que se acaban teniendo varios de estos factores a la vez.

Por ejemplo, una persona sedentaria tiene más probabilidad de ser obesa o tener sobrepeso, lo que conlleva muy probablemente a desarrollar arteriosclerosis o diabetes tipo II, o las dos, debido a que como norma general su consumo calórico será más alto y su gasto calórico más bajo lo que provocará un aumento de peso y, por ende, las enfermedades descritas.

ENVEJECIMIENTO EN LA MUJER

Tanto los hombres como las mujeres envejecemos y en ambos sexos la sintomatología es la misma. Sin embargo, en las mujeres empieza antes como consecuencia de la llegada de la menopausia.

Durante esta etapa (la menopausia), las mujeres cada vez producimos menos hormonas (estrógenos y progesterona) y esto hace que no se responda igual a estímulos físicos, cognitivos y orgánicos. Por tanto, la alimentación y el ejercicio deben ser diferentes.

¿Qué puede hacerse para frenar el envejecimiento?

Existen 3 principios básicos que son claves para luchar contra el envejecimiento:

1º El ejercicio físico 👟

2º La alimentación 🍽️

3º La vida social 🕺💃

El ejercicio físico y la alimentación van de la mano para poder evitar los factores de riesgo. El ejercicio físico por sí solo no elimina los factores de riesgo, al igual que la alimentación sin ir acompañada de ejercicio físico tampoco.

La vida social es fundamental para evitar problemas a nivel cognitivo y depresivo y compartir entrenamientos y comidas saludables es una buena forma de socializar. El tiempo que se dedica al ocio ⏳ es muy influyente en esta etapa de la vida.

¿CÓMO AFECTA EL EJERCICIO FÍSICO AL ENVEJECIMIENTO?

A través de los diferentes entrenamientos y la programación adecuada, pueden desarrollarse las siguientes capacidades:

  • Entrenamiento de fuerza hipertrofia y fuerza 💪. Es fundamental para mantener las estructuras óseas bien colocadas, una correcta higiene postural y un cuerpo funcional durante la vida diaria.
  • Entrenamiento cardiovascular 🏃. Gracias a éste trabajas el corazón y ayudas a conseguir una capacidad pulmonar más elevada, la cual te ayudará a mantener una vida activa durante más años.
  • Entrenamiento concurrente. Combinando los dos anteriores conseguirás un metabolismo basal mucho más alto, que a su vez te ayudará a mantener equilibrado ⚖️  el % de masa grasa.
  • Movilidad y flexibilidad. Tener articulaciones móviles en todos sus rangos de movimiento, evitarán la aparición de lesiones y dolores corporales.
  • Coordinación, agilidad y equilibrio 🤸. Trabajar estas capacidades son fundamentales para estar preparada ante cualquier ante imprevisto y poder reaccionar rápido, como por ejemplo, con un simple tropiezo en la calle.

EJERCICIO FÍSICO Y CÁNCER

Realizar ejercicio durante el tratamiento del cáncer ayuda a no perder tanta calidad de vida, disminuir la ansiedad y la depresión 🧘, y a combatir los efectos secundarios asociados como fatiga, capacidad respiratoria o fuerza muscular.

En mujeres que han sobrevivido al cáncer de mama se ha demostrado que el hecho de que realicen ejercicio tras el diagnóstico, hace que disminuya la probabilidad de volver a padecerlo y más aún si ya realizaban ejercicio antes.

CONCLUSIÓN 

Está claro que es prácticamente casi imposible entrenar de la misma manera a los 50 que a los 20 años, al igual que la alimentación no influye por igual. El cuerpo va cambiando y hay que adaptarse a ello a través de estrategias.

En Fitmylegs tenemos en cuenta todos estos factores para poder prevenir los síntomas del envejecimiento, mantener la independencia y la funcionalidad y reducir la probabilidad de sufrir enfermedades asociadas a la vejez.

Si quieres probar alguno de nuestros programas de entrenamiento y alimentarte adecuadamente para empezar a cuidarte ya, solo tienes que escribirnos un WhatsApp aquí abajo ⏬ y te daremos toda la información que necesites.

“En tus manos está elegir cómo quieres envejecer” 💞

Deja una respuesta